CRECER ANTE LOS PROBLEMAS REDUCE TUS PROBLEMAS

Share Button

Hace poco charlando con una amiga ésta me dijo que ahora mismo no tenía nada, de repente se encontraba sin trabajo, sin pareja, había terminado su formación, no le quedaba apenas dinero…

Entonces la animé a ver la situación desde otra perspectiva, hay muchas realidades en nuestra vida, tantas como queramos formular. Para mi la cuestión era más amplia de lo que ella me decía: no tenía trabajo porque renunció a él pues no le hacía sentirse bien, no tenía pareja porque no llegaba nada que le llenara como su mitad, pero empezaba a comprender que no hacía falta mitad alguna para sentirse entera, había acabado su formación porque había seguido su sueño y tenía otra diplomatura acorde con su verdadera esencia… Entre risas le dije que para mi ella era como un piso vacío. Tenía tantas cosas que no eran acordes con ella misma que había hecho limpieza general, pero quedaba una estructura fortalecida por el camino recorrido, agradecida de que le quitaran peso de puntos débiles, resplandeciente de tanta luz sin sombras que entraba por su ventana. Y por vacío me refiero a que no tenía nada innecesario para ella, más que vacío era un recipiente perfecto para rellenar al gusto, bien aprendida la lección de lo que no quieres en la vida, lo que quieres es mucho más fácil de encontrar. Para mi está en un punto de la vida en el que te has vuelto tan ligero después de tanto tropiezo que no puedes hacer otra cosa que volar.

Por esto te pido que revises como tienes tu piso, cuanta luz entra, si está lleno de trastos se valiente, limpia y limpia, a veces, incluso como me pasó a mi ¡te quedarás hasta sin paredes!, pero al final llegarás a unos preciosos cimientos, bases con las que te identificas totalmente, y a partir de ahí construye, despacio, sin prisas, si aparecen sombras cambia el punto de luz, revisa y vuelve a limpiar, no permitas que nadie te haga sombra desde otro piso pero recuerda que tu tampoco puedes oscurecer ninguna construcción, empieza una nueva vida y verás cuanta gente quiere entrar en tu nueva morada, alegre y resplandeciente, solo necesitas valentía y paciencia, y recordar que el sol tiene luz para todos, sólo crece como las plantas y sube hasta encontrarlo.

Sobre Amparo 60 Artículos
Soy María Amparo Serrano: Profesora de Yoga certificada por el Centro Sivananda de Yoga Vedanta, realizado en Rudraprayag, Himalayas. Terauta floral flores de Bach por el Colegio de Enfermería de Alicante. Diplomada Universitaria en Enfermería (1992-1995). I Master Oficial en Ciencias de la Enfermería la E. U. Enfermería Alicante (2005-2007). Terapeuta Reiki por el Colegio de Enfermería de Alicante. Auriculoterapeuta por el Colegio de Enfermería de Alicante. Miembro de ADEATA (Asociación de Diplomados en Enfermería Acupuntores y Terapias Alternativas).