Cómo tomar y preparar las flores

Share Button

A continuación se exponen las recomendaciones generales para tomar las flores de bach, éstas serán modificadas por el terapeuta floral según precise la persona tratada.

EL MÉTODO DEL VASO DEL AGUA

Principalmente se usa en estados de ánimo que precisan tratamiento a corto plazo (por ejemplo en una crisis de pánico) se pone 2 gotas de cada flor seleccionada (4 gotas en caso de precisarse el Remedio Rescate) o bien en una botella de agua pequeña o en un vaso, y se toma en sorbos hasta que la persona se sienta aliviada, espaciándose cada sorbo en base a lo que la persona desee.

DIRECTAMENTE BAJO LA LENGUA

En las mismas situaciones que las citadas anteriormente, esta vez la esencia no se diluye sino que es administrada directamente bajo la lengua, también se puede repetir cada 10 minutos, según las necesidades de la persona, esta forma es más cara y además el sabor del brandy que conserva la esencia floral puede resultar excesivamente fuerte para muchas personas.

FRASCOS DE TRATAMIENTO

Se añaden las gotas de las flores seleccionadas (2 por cada flor, máximo 7 flores de bach, el Remedio Rescate se considera como una flor más pero se usan 4 gotas del preparado) en un gotero de 30 ml, posteriormente se llena este con agua mineral, de este frasco la dosis habitual es de 4 gotas 4 veces al día, se aconseja que al inicio de la terapia se tome más veces . Las flores se deben conservar en nevera cuando hace mucha calor o bien añadir una cucharadita de brandy o de vinagre de manzana para su correcta conservación.

OTRAS CONSIDERACIONES

Es importante tomarlas siempre antes de dormir y al levantarse pues son pues son particularmente efectivas.

Si los síntomas en un día particular se exacerban debe de tomar el número de gotas pautadas por el terapeuta , no más, pero debe aumentar la frecuencia con que se las toma.

Si es la primera vez que toma flores de bach: se aconseja sensibilizar al cuerpo hacia esta energía, en general debe aumentar la frecuencia; por ejemplo en vez de 4 veces al día 10 veces el primer día (incluso más, si la persona “siente” que debe tomarlas, se puede tomar 4 gotas cada 10 minutos) hasta que se estabilice y después continuar con la pauta), 8 veces el segundo día, 6 veces el tercero y a partir del 4º día 4 gotas 4 veces al día.

Para personas muy olvidadizas lo ideal es dejar el frasco al lado de la cama y así asegurarse al menos las 2 tomas más importantes (antes y después de dormir), simplemente el efecto del preparado tardará más en percibirse.